miércoles, febrero 09, 2005

Este fragmento corresponde al final de un cuento que elaboré en el año 2000, titulado "Mi demonio personal", me parece interesante puesto que a través de él puedo imaginar un mal diferente, un mal vestido de dolor, de inquietud, y a la vez de belleza y una bondad antigua, pero aún visible. Creo que no hay extremos, todos somos una mezcla de lo bueno y lo malo, incluso en Satán, en el cual no creo, pero considero que es útil como figura cultural que muestra las profundas contradicciones del corazón humano... Este demonio del cuento soy yo mismo...

<<[...]Así hubo de hablar Satán, pues pocas veces se oye la voz del Padre de los demonios, y se puso a susurrar suavemente una canción triste de aquellas que cantaba, cuando aún siendo el principal de entre los ángeles, la primera criatura angelical creada desde el fuego, alababa de rodillas a Dios, su dulce y bella voz de arcángel, sin comparación con la mejor de las voces de humano alguno, resonaba en nuestros oídos, la tristeza y la ira se veían en sus azules y profundos ojos que miraban al cielo oscuro, en ese instante gimió con una voz tan fuerte que estremeció las paredes del infierno, y las almas condenadas le acompañaron en su triste lamento. Nosotros sosteníamos la respiración, como suspendidos, mientras la negra noche envolvía sus hermosos cabellos rubios, el viento bailaba con su majestuoso traje negro...su rostro resplandeció cuando hacia la luna miró... En ese momento levantó su poderosa mano y, retirándose para atormentar a los santos que aún viven en la tierra, con la dulce mirada de un amante, y con la tierna voz de un padre hacia su hijo pequeño nos dijo "La inquietud esté siempre con vosotros", y su suave voz nos cubrió con la fuerza del viento cuando agita las hojas de los árboles, pues escuchen OH mortales, no sabéis como es de hermoso el demonio, pues si no tuviera belleza jamás nos habría seducido.>>



Posted by Alvaro 2005®

1 Comments:

Blogger AlKaviedez said...

Buena por esa!!! Pienso que se debe desmitificar esa imagen que despierta el demonio. La maldad es tanto igual de importante que el bien. Un Saludazo!!

domingo, febrero 13, 2005 12:00:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Dónde Más Estoy?