martes, junio 21, 2005

Centenario de Sartre: Náusea, Existencia y Compromiso

"El hombre nace libre, responsable y sin excusas"

Hoy 21 de junio el filósofo francés Jean Paul Sartre cumpliría 100 años. En lo personal ha sido muy grande la influencia recibida por este autor, y el propósito de este post es revivir para ustedes algunos de sus pensamientos más seductores, de una manera sencilla. En el libro La Fuerza de la verdad la compañera de Sartre, Simone De Beauvoir recuerda: “sin duda, no se había propuesto llevar una existencia de hombre de estudio; detestaba las rutinas y las jerarquías, las carreras, los hogares, los derechos y los deberes, todo lo que hay de serio en la vida […] Sartre sostenía que, cuando se tiene algo que decir, todo derroche es criminal. La obra de arte, la obra literaria, era para él un fin absoluto; llevaba en sí misma la razón propia de ser, la de su creador y, quizás, […] también la de todo el universo”. Sartre era un escritor apasionado, no entendía que tuviera otra cosa que hacer: sólo escribir, era su costumbre, su oficio y su pasión.

Una de las obras que leo y releo de vez en cuando en La Náusea. En ella Antoine Roquentin, su héroe, reflexiona sobre las razones de su propia existencia y la existencia del mundo que lo rodea, y llega a descubrir la experiencia de la náusea, que es el sentimiento que nos invade cuando se descubre la contingencia y lo absurdo de lo real. La existencia no es necesaria, no es necesidad, es sólo una contingencia, un accidente, existir es simplemente “estar ahí”, aparecer, dice Sartre: “Todo es gratuito, este parque, esta ciudad, yo mismo. Y cuando uno cae en la cuenta de ello, el estómago da vueltas y todo de pone a flotar… he aquí la náusea”. Sin embargo en esta existencia, en esta “condena” a existir se da la libertad, estamos condenados a existir y a ser libres, “no somos libres de dejar de ser libres”, el límite de la libertad es la libertad misma. Éste último punto siempre se me ha hecho brillante, pues me recuerda que no estamos determinados, que somos fruto de nuestra propia libertad.

El ser arrojados a vivir nos hace responsables de todo lo que hacemos, y el proyecto fundamental que emprendemos es el de nuestra propia vida. Así como la libertad es absoluta, la responsabilidad es total. Nadie tiene excusas para evadir la responsabilidad con su propia existencia, si se fracasa es porque se ha elegido fracasar. Es posible cambiar en cualquier momento nuestra opción fundamental, nuestros propósitos. En medio de todo esto es el hombre quien pone los valores, estos no existen por sí mismos, sino apropósito del hombre, no han sido puestos por los dioses. El hombre es también un legislador, la humanidad no escapa a su responsabilidad total, esta experiencia de compromiso y responsabilidad produce angustia, sí esa misma angustia que sentimos todos a medida que vamos creciendo, que vamos haciendonos autónomos y despegándonos de la dulce vida, cuando elegimos algo, incluso cuando se elige no elegir. Es esa misma angustia que sentimos cuando de nosotros depende algo, que influenciará a otros, padres, amigos, parejas, etc. Y algo hermoso en este punto: esta angustia no impide la acción, es parte misma de la acción, no es paralizante, “solo hay realidad en la acción”.

El hombre es un “ser para el otro”, es la relación con el otro, con los otros, la que me define, y esta relación es siempre conflictiva, siempre permanece en la tensión, de tal manera que Sartre llegará a afirmar que “no hay necesidad de fuego, el infierno son los otros”. Por eso la soledad, la angustia, la desvinculación son estados que se presentan en el hombre ante la relación conflictiva con el otro.

La vida social es compromiso y activismo sobre nuestra realidad. Sartre fue un activista concebido en muchas causas, a favor de la libertad, la ciudadanía, la paz, y en estos compromisos descubría su propia libertad, y su propia responsabilidad con los otros, y sobre todo consigo mismo. Una manera de apreciar cómo la filosofía, la literatura, el arte no es una actividad de escritorios, de solitarios cuartos de intelectuales, de salones llenos de sabios, sino es una actividad que se juega en la calle, en la protesta, en la marcha, en la pancarta y el grafitti, en una proclama por lo que cada uno reconoce como su compromiso, como su aporte a ese “ser con otros”.

¡Viva Sartre, Viva Nuestra Afirmación de la Existencia!

9 Comments:

Blogger Andrés Carrera de Mulder said...

QUE TAL AMIGO!

ME AGRADA BASTANTE LA IDEA DE QUE LA LIBERTAD Y EL PENSAMIENTO, TAMBIÉN SE HACE EN LAS CALLES, CON LA PANCARTA Y EL GRAFITI. SIEMPRE HE ESTADO DE ACUERDO CON UN TIPO DE CONOCIMIENTO PURO, ES DECIR, QUE NO SE VEA FRUSTRADO POR LOS DETALLES DEL MÉTODO QUE SE EMPLEA, PARA ADQUIRIRLO.

TAMBIÉN EVOCA LA IMPORTANCIA DEL CIUDADANO, DENTRO DE UN SISTEMA POLÍTICO, PORQUE AÚN, CUANDO ES MÁS DIFICIL LLEGAR A UN ACUERDO, CUANDO HAY MAYOR CANTIDAD DE PUNTOS DE VISTA, TAMBIÉN ES CIERTO QUE EL SISTEMA SE ENRRIQUECE CON SU DIVERSIDAD.

LA RESPONSABILIDAD, ES OTRO DE LOS TEMAS PARA RESALTAR, PORQUE ES MUY FÁCIL TIRAR LA PIEDRA Y ESCONDER LA MANO. ME ACUERDO AHORA MISMO DE AL PACINO, EN LA PELICULA DE SCAR FACE, DONDE ÉL MISMO ASUME MANTENER SUS PROPIAS REGLAS, SIN IMPORTAR LAS CONSECUENCIAS (COMO EN LA PARTE DONDE SE REUSA A VOLAR EL CARRO, DONDE LA VÍCTIMA SE SUBE CON SUS HIJOS)

UN SALUDO, ESTIMADO ALVARO Y QUE VIVA SARTRE!

martes, junio 21, 2005 11:17:00 a. m.  
Blogger Dra. Kleine said...

Y lo más irónico es que pocos se acordaron de él. De uno que lo tiraron a loco cuando los años de hoy han podido ver que no en vano pasaron sus palabras...

Que más vendrá??

martes, junio 21, 2005 2:29:00 p. m.  
Blogger Foucault said...

Hablando de influencias filósoficas en la vida tengo que confesar que en mi caso Nietzsche ha sido un faro para mi proceder, recuerdo que leí sus obras cuando tenía 14 años y desde ahí no he podido dejar de tener conflictos con respecto al superhombre, podría asegurar que durante un tiempo tuve delirios de grandeza.

martes, junio 21, 2005 10:38:00 p. m.  
Blogger Foucault said...

Hablando de influencias filósoficas en la vida tengo que confesar que en mi caso Nietzsche ha sido un faro para mi proceder, recuerdo que leí sus obras cuando tenía 14 años y desde ahí no he podido dejar de tener conflictos con respecto al superhombre, podría asegurar que durante un tiempo tuve delirios de grandeza.

martes, junio 21, 2005 10:38:00 p. m.  
Blogger Alvaro Rolando said...

ANDRÉS, ES MUY INTERESANTE SARTRE EN EL SENTIDO DEL ACTIVISMO, Y DE LA EXPRESIÓN ACTIVA DE LAS IDEAS Y DEL PENSAMIENTO. Y LA IDEA DE SER RESPONSABLE DE LA EXISTENCIA, Y DE TODO LO QUE ELLA CONTIENE ES EXCELENTE, PORQUE EVITA LAS EXCUSAS Y ENCARA LA VIDA TAL CUAL LE ES DADA, TAMBIÉN RECUERDO LA ESCENA DE SCARFACE QUE CITAS, Y ES ASÍ, TAMBIÉN ES UNA RESPONSABILIDAD CON LOS OTROS, QUE A LA POSTRE ES LA QUE ME PERMITE MANIFESTAR PROACTIVAMENTE MIS PUNTOS DE VISTA SOBRE MI, EL MUNDO Y LOS OTROS. UN SALUDO TAMBIÉN, MI QUERIDO AMIGO ANDRÉS.
------------
G.KLEINE, SI, TUVO UN TRISTE FINAL SARTRE, Y ES UNO DE LOS FILÓSOFOS MÁS CONTROVERTIDOS Y MALENTENDIDOS, SU EXISTENCIALISMO HA SIDO ZARANDEADO POR TODAS PARTES, PERO SU LEGADO ES ENORME, ASÍ COMO LO FUE SU INTELIGENCIA, ALGO DE ADMIRAR EN ESTE MUNDO DE TANTAS SUPERFICIALIDADES. UN ABRAZO!
------------
FOUCAULT, PARA MÍ TAMBIÉN NIETZSCHE HA SIDO MI FILÓSOFO DE CABECERA, SU AFIRMACIÓN DE LA EXISTENCIA A PESAR DE LA TRAGEDIA Y LA POSTURA DEL SUPERHOMBRE COMO AQUEL QUE SE AUTOLEGISTA, NO MUY LEJANO DE LA NOCIÓN DE RESPONSABILIDAD SARTREANA, TAMBIÉN ME HA INSPIRADO. UN GRAN SALUDO!!

jueves, junio 23, 2005 8:51:00 a. m.  
Blogger AFRO LENIN said...

Es magnifica la idea misma de poder llamar la atencion en un graffitti o un texto, poder manejar masas que intenten salir fuera de lo comun.
El texto en si tiene esa fuerza de tocar almas con leves palabras que al inicio parecen superficiales.
Es agradable leerte. Luna

lunes, agosto 28, 2006 5:43:00 p. m.  
Anonymous javier antunez said...

gracias a mi profesora de filosofia roberta caetano yo comprendi lo que es la responsabilidad ayudado por las ideas de sarte , nosotros nacemos libres , pero al ser libres tenemos responsabilidades , si soy libre de yo q c pegarle a alguen lugo me tengo que hacer responsable de mis actos , no puedo culpar a los demas , o digamos pasarle la responsabilidad mia a otros

jueves, junio 12, 2008 6:41:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Roberta Caetano? alguien sabe en que ciudad labora?

sábado, noviembre 29, 2008 10:00:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

quien quiere saber???? da tu nombre y tendras la respuesta.Me parece mas interesante saber algo mas de Sartre

lunes, junio 01, 2009 8:07:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Dónde Más Estoy?