domingo, marzo 06, 2005

Inspiración Desesperada

Cuando creía que este domingo iba a pasar así no más, sin inspiración, pues esta que llega por las vías más inesperadas, sin embargo creo que llamarla "inspiración", es como considerar que ha sido algo muy positivo, algo grandioso que me lleva a escribir, pero no, esta palabra "inspiración" es muy grande y muy buena para lo que siento ahora, y no veo un contrasentido en la palabra que me permita describir lo oscuro y triste que me siento justo ahora, justo en este sitio, escribiendo esto, por eso diré que he recibido una "desesperación" (perdón, pero es la única palabra que se me ocurre). Es como algo que te llega y te da un frío inmenso, una intensa sensación de soledad, pero donde soledad es una persona, un ser extraño y perverso, algo así como un demonio que te intimida y te hace huir de ella, como una sensación de golpe en el estómago, de una impotencia horrorosa, como saber que tienes manos y pies, pero no puedes impedir que te destrocen, como estar encerrado en un campo de concentración, como estar secuestrado en tu propio impedimento.
Ufff, esta "desesperación" que he recibido me ha partido el corazón, ha puesto más lágrimas en mis ojos, ha surcado nuevamente mis mejillas con amargas lágrimas del más profundo y oscuro sentimiento de pesar en el mundo. Es una anhelo de ser poderoso que no se siente y quizá nunca se sentirá, de poder ser lo que aún no se es, de dejar de esperar para llegar a tener lo que se quiere, sin pausa, sin malditos rodeos, sin aplazamientos, sin consideraciones... Es una sensación de cautividad en mi pensamiento histriónico, que me lleva a ciudades extrañas oscuras, llenas de engaños y vicios.. es como de tener alas de ángel que solo sirven para asustar, es como sentirme extraño en mis virtudes, en mi bondad, como si ante mis alas se apartara la vista, como si fuera el más cruel de los hombres corrientes...
Ahhh!!! Me siento absolutamente solo con mis virtudes, yo con ellas tratando de inspirar a los sin remedio, a los muertos en vida, a los proscritos, a los vagabundos y errantes aficionados a alucinar con la Redención que nunca les llegará...Y es que estoy bajo la dictadura de los más poderosos en defectos, ese es su poder, la carencia, la poquedad, la estrechez. Estos locos seres me persiguen, intentan contagiarme, aislarme, arrancar mis alas, satisfacerme con sus necedades, con sus absurdos, rodearme por todos los flancos con sus supersticiones de perdedores, con sus tendencias bajas, con su no elevación, con su baja estatura vital...Por fortuna esta "desesperación" también deja unas ganas de destruir inmensas, de acabar con la respiración de unos cuantos y unas cuantas que pasan impunes por esta vida de mierda...

3 Comments:

Anonymous Jose Peña said...

El espíritu filosófico acepta la critica fuerte... pero bueno, no es tan dura..
La primera cosa que me llamó la atención es su punto de vista acerca de la palabra inspiración Desde mi punto de vista, la inspiración también puede provenir de cosas no tan positivas o "buenas" como usted las llama. Entonces yo diría que la inspiración provendía de la desesperación. Otra cosa que me gustó mucho, fue la personificación de la soledad... muchas veces uno la asocia con la nada y se queda corto

domingo, marzo 06, 2005 9:54:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿quién dijo que el negro es feo?, ¿quién dijo que destruir es malo?, ¿quién dice que a mi no me dan unas ganas locas de matar a alguien?, entonces, ¿quién dijo que matar es malo?

lunes, marzo 28, 2005 7:20:00 p. m.  
Blogger Nªti G. said...

Sencillamente speechless ....

sábado, abril 23, 2005 11:38:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Dónde Más Estoy?